Mejor caminar bien que llegar
Somos tu agencia de viajes en el Camino de Santiago. DOS BLOGGERS CREANDO RUTAS PARA VIAJAR SIN PLANES FIJOS NI INTENCIÓN DE LLEGAR.

Camino de Santiago en otoño en tiempos del coronavirus

10 Nov. 2020  

Con toda probabilidad este otoño será tiempo de «velar armas» en el Camino de Santiago frente a nuestro común enemigo invisible: el coronavirus. La responsabilidad es ahora el mejor escudo y la salud la única reliquia que debemos venerar.

Camino Sanabrés en Otoño

Camino Sanabrés en Otoño

La pandemia que este año golpea nuestro Camino de Santiago no es la primera plaga, ni será la última que flagelará a peregrinos venidos de uno y otro confín.

No es éste el mejor momento para coger la mochila y echarse a andar; el Camino está cerrado para peregrinos de largo recorrido, aquellos que cruzan fronteras y autonomías, mientras que en recorridos más locales, los recursos están bajo mínimos.

No es este otoño la mejor ocasión para insistir en pasar por pueblos confinados, pernoctar en albergues con cita previa o poner en riesgo a personas ajenas a nuestro viaje, probablemente además de edad avanzada, dada la abundancia de aldeas y paisajes rurales por donde suele avanzar el Camino de Santiago.

El Camino de Santiago en otoño de 2020

Aún así, y pese a las razonables recomendaciones de no viajar, si algún peregrino decide hacer su Camino de Santiago este otoño, se va encontrar con no pocas complicaciones a la hora de proseguir la marcha.

El Camino Francés frente al coronavirus

El Camino se torna imposible nada más comenzar. El núcleo de Roncesvalles se encuentra cerrado, junto a todo el perímetro de la Comunidad de Navarra.

Puerto de Ibañeta

Bajada a Roncesvalles desde el puerto de Ibañeta

Mismo cierre perimetral aparece en las provincias de La Rioja, Burgos, Palencia y León; los peregrinos de largo recorrido no pueden avanzar entre estas provincias, ni tan siquiera viajar hasta ellas desde fuera de Navarra o la comunidad de Castilla y León. 

Galicia no tiene de momento cerradas sus fronteras, pudiendo viajar los peregrinos foráneos hacia alguno de los núcleos urbanos del Camino de Santiago.

Sin embargo, algunas poblaciones gallegas se encuentran confinadas y cerrado su perímetro a viajeros venidos de otras comunidades, esto incluye lógicamente a cualquier peregrino.

Incluso la propia ciudad de Santiago de Compostela está confinada mientras escribo estas líneas.

Camino Portugués en la era COVID-19

Es complicado que lleguen peregrinos desde nuestra vecina Portugal, atravesando el Puente Internacional de Tui, o incluso cruzando en barca la desembocadura del río Miño por Caminha, para adentrarse en territorio español; el 70% de la población de Portugal se encuentra confinada desde el pasado 4 de noviembre.

Puente Internacional de Tui

Valença do Minho vista desde el Puente Internacional de Tui

Y la situación desgraciadamente no ha mejorado, todo lo contrario, ha empeorado hacia cifras de positivos por Covid-19 no conocidas por los portugueses durante la primera ola.

Tanto el Camino Portugués tradicional, como el que recorre la costa Atlántica desde A Guarda, se encuentran ambos afectados por el confinamiento de diversos núcleos urbanos. 

Las dos primeras etapas del Camino Portugués están confinadas en su totalidad, desde Tui hasta la misma Pontevedra.

Respecto a su variante de la costa, Nigrán, Vigo y Redondela, donde se une al Camino Portugués, también se encuentran cerradas.

Camino del Norte y Primitivo

El viaje por la costa atlántica se me antoja imposible. Todas las comunidades por las que pasa, desde la frontera con Francia en Irún hasta la ría de Ribadeo en el caso del Camino del Norte, tienen cerrado su perímetro o directamente se encuentran confinadas.

Camino del Norte

Senda costera del Camino del Norte en Santander

El Camino Primitivo por otro lado, tiene todo el Principado de Asturias aislado del resto de España mediante su correspondiente cierre perimetral.

Caminos en Galicia

El Camino Inglés tiene confinados sus dos puntos de partida: tanto Ferrol como La Coruña son dos de las primeras ciudades que se confinaron en Galicia.

La vía jacobea del Norte por Galicia se encuentra limpia de confinamiento hasta el Concello de O Pino y Santiago de Compostela, si bien está sometida a las restricciones de reuniones y potenciales cierres de lugares donde pernoctar o avituallarse.

Restricciones por concellos

La alternativa del Primitivo viene condicionada ya desde Asturias, comunidad que está actualmente confinada, y por la propia ciudad de Lugo cuyo cierre perimetral ya se ha producido.

El Camino Sanabrés está ya comprometido con el cerrojazo de los concellos limítrofes con la ciudad de Orense, la propia ciudad y la vecina población de Verín.

Más atrás retornando por el Sanabrés, como prolongación de la Vía de la Plata, Zamora y Salamanca ya se encuentran confinadas.

Poco queda a salvo de restricciones en una Galicia fortificada ante nuestro común enemigo invisible. ¿De verdad merece la pena este otoño salir al Camino de Santiago? 

Semáforo COVID en Galicia

Prudencia, paciencia y preparación para la temporada que viene, son las tres P que creo deberíamos asimilar, porque el Camino siempre nos espera a todos, sin dejar a nadie atrás.

La luz al final del túnel está escrita en la historia

Sin embargo, la historia nos enseña que el Camino retornará de nuevo a su esencia, a pesar de todos los males que hoy sufre.

Con anterioridad a la Covid-19, originada por hasta ahora un irreductible coronavirus, hubo otras muchas plagas que dejaron una profunda huella en la historia de las peregrinaciones hacia la tumba del Apóstol Santiago.

Imagen del COVID

Imagen microscópica del coronavirus SARS-CoV-19

La ruta jacobea no sólo sobrevivió a todas ellas, sino que sus romeros siguen recorriendo esta temporada el Camino bajo el lema de la prudencia y la responsabilidad frente a este correoso virus.

Pero… ¿Qué otros males ha superado nuestro viejo Camino a lo largo de sus más de mil años de vida? 

Las infecciones más “peregrinas”

Una de las más conocidas es la lepra, aunque ésta no tenga origen en un virus sino en una bacteria. Se cree originaria de Egipto aunque su expansión por el Camino vino después de las Cruzadas, la otra peregrinación más guerrera a Tierra Santa.

A pesar del estricto aislamiento de los leprosos, nunca se les negó por caridad la peregrinación a Compostela en pos de una cura milagrosa a sus terribles dolencias.

Camino de Santiago en otoño

Peregrino sobre las calles mojadas de Santiago

Hubo numerosos hospitales a lo largo del Camino que cuidaban de los peregrinos leprosos: Estella, Palencia, Villamartín, Sahagún o León. Hoy en día la lepra ya se cura con «dapsona».

El tifus fue otra epidemia que llegó a principios del siglo XV, generalmente durante los períodos de hambruna, que afectó sobre todo a las poblaciones del Camino de Santiago.

Se tiene constancia de remedios para esta enfermedad en los hospitales de peregrinos de Foncebadón y Astorga, así como en la botica de los frailes de Trianos en Sahagún.

El puente de la Rabia

No podemos olvidarnos de la rabia, en cuyo “honor” se erigió el Puente de la Rabia de Zubiri, en pleno Camino Francés justo después de la etapa iniciada en Roncesvalles.

Puente de la Rabia

Puente de la Rabia sobre el río Arga en Zubiri

Dice la leyenda que dando tres vueltas en torno a su pilar central, los animales infectados sanaban gracias a la magia de Santa Quiteria, cuyas reliquias se encuentran allí escondidas. 

La peste negra

En 1347 una misteriosa enfermedad se extendió por Europa y su Camino de Santiago, en poco tiempo sembró el caos y la destrucción a lo largo y ancho de la ruta jacobea, convirtiéndose en la perfecta correa de transmisión de la epidemia.

Desde entonces la peste negra se transformó en la inseparable compañera de peregrinación de nuestros antiguos romeros, hasta su último zarpazo allá por el siglo XVIII.

Hasta el siglo XIX no se superó la creencia sobre su origen sobrenatural, y ante la amenaza de un nuevo brote se impulsó el método científico para desentrañar el enigma, que resultó ser una bacteria que afectaba a ciertos roedores que transmitían a través de parásitos como las pulgas, la cuales a través de su picadura, inoculaban el vacilo al hombre.

Médico de la peste negra

Doktor Schnabel von Rom, médico de la peste negra

Tanto la peste como la Covid-19 son zoonosis, es decir, enfermedades que pasan de los animales a los hombres.

Hoy en día existe un tratamiento para los diversos tipos de peste, si bien aún no se ha erradicado, y sigue persistiendo en animales aunque rara vez en el hombre.

Parásitos del Camino

No hablo de turistas sin escrúpulos, ni de energúmenos, pícaros, granujas, usureros, antiguos maleantes y bandidos.

Me refiero a aquellos seres vivos que viven a costa del cuerpo de nuestros esforzados peregrinos, por centrarnos en el Camino. 

Se pueden contraer a través de la picadura de insectos, por vía sexual o sencillamente al comer o beber agua en mal estado. Todo ello por desgracia existía en abundancia en nuestro viejo Camino de Santiago.

Vaca bebiendo en una fuente

Fuente del albergue de Carmen en Barbadelo, Camino Francés

Los parásitos más conocidos en el Camino actual, las temidas chinches, tuvieron muchos y variados antepasados, si cabe aún más voraces con los peregrinos.

La sarna

Es una enfermedad de la piel producida por un parásito llamado Sarcoptes scabiei. La Sarna es contagiosa y se puede extender con rapidez a través del simple contacto con otros peregrinos.

Los peregrinos antes de acostarse examinaban sus cuerpos con el fin de detectar potenciales brotes de sarna, separando a los enfermos de los sanos en camas aisladas para impedir su propagación.

Albergue en Carrión de los Condes

Albergue en Carrión de los Condes

Los piojos

Sacudir las ropas de peregrinos afectados sobre una hoguera era una medida extendida por el Camino de Santiago. Este protocolo contra los piojos ya era citado por los monjes de Aubrac en Francia, que alojaban a peregrinos en su hospedería.

Otros males como el paludismo o malaria, se extendieron por el Camino de Santiago. Sus parásitos provenían de la picadura del mosquito hembra Anopheles, y no fue erradicada de los Caminos de Santiago hasta bien entrado el siglo XX.

Conclusión

La historia nos enseña que no pocas enfermedades asolaron el Camino de Santiago, a pesar de ello la ruta jacobea ha llegado a nuestros días sana y salva, tan vigorosa como en sus inicios allá por el siglo IX.

Las condiciones de salubridad y los avances técnicos del siglo XXI, nos permiten afrontar la nueva pandemia del Camino con infinitas garantías en relación con nuestros antepasados peregrinos.

Si ellos sufrieron siglos hasta vencer epidemias que creían sobrenaturales, a nosotros nos quedan meses para volver con total seguridad de nuevo al Camino de Santiago.

Hagamos de la paciencia una virtud, no es el momento de viajar, es época de preparar nuestra nueva aventura peregrina para más allá de este otoño, cuando la primavera inunde las sendas del Camino de Santiago.

¡En Woman To Santiago os esperamos con nuevas fechas para ir en grupo o «A tu aire»!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    He leído y acepto la política de privacidad

    Información básica sobre Protección de Datos

    Responsable: Noelia Ramos Rubio + info

    Finalidad: gestión del envío de información solicitada y gestión de suscripciones al blog. + info

    Legitimación: consentimiento del interesado + info

    Destinatarios: se comunicarán datos a Mailchimp para gestionar las comentarios al blog como plataforma de envío de información.

    Derechos: tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

    Información adicional: puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web womantosantiago.com + info

Deja un comentario






He leído y acepto la política de privacidad

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: Noelia Ramos Rubio + info

Finalidad: gestión del envío de información solicitada y gestión de suscripciones al blog. + info

Legitimación: consentimiento del interesado + info

Destinatarios: se comunicarán datos a Mailchimp para gestionar las comentarios al blog como plataforma de envío de información.

Derechos: tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional: puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web womantosantiago.com + info

    ¿NECESITAS AYUDA PARA
    HACER EL CAMINO?

    Nombre

    Correo electrónico

    Mensaje

    He leído y acepto la política de privacidad

    Información básica sobre Protección de Datos

    Responsable: Noelia Ramos Rubio + info

    Finalidad: gestión del envío de información solicitada y gestión de suscripciones al blog. + info

    Legitimación: consentimiento del interesado + info

    Destinatarios: se comunicarán datos a Mailchimp para gestionar las comentarios al blog como plataforma de envío de información.

    Derechos: tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

    Información adicional: puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web womantosantiago.com + info

     
    INSTAGRAM
     
    SENTIDOS
    CAMINOS
     
    SOMOS MIEMBROS DE:
    NUESTROS PODCASTS EN EL SONIDO DEL CAMINO:
     

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros, como Google Analytics, para optimizar su navegación y realizar tareas de análisis. Advierto que si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar