Mejor caminar bien que llegar
Somos tu agencia de viajes en el Camino de Santiago. DOS BLOGGERS CREANDO RUTAS PARA VIAJAR SIN PLANES FIJOS NI INTENCIÓN DE LLEGAR.

El Camino del Norte desde Gijón a Avilés

21 Jun. 2017  

Apoyados sobre la inmaculada barandilla blanca que separa el Camino del Norte de la playa de San Lorenzo, apenas nos llegaba el ruido de un mar en calma sobre Gijón.

foro de iglesia cerca del mar

Eran cerca de las diez de la noche y la luz crepuscular jugaba con la silueta de una ciudad aún muy despierta. Apenas habíamos llegado hacía unos minutos a la estación de tren, y ya un taxi nos estaba esperando. Noemí como siempre estaba en todo.

En este post te cuento la etapa que hicimos del Camino de Santiago desde Gijón a Avilés. La etapa 21 para ser exactos del Camino (25 kilómetros).

etapa de gijon a aviles

Prólogo en clave astur

Habíamos acudido de nuevo encantados a la llamada de Turismo de Gijón.

Noemí y Macu de nuevo al ataque.

El #CaminodelNorte desde #Gijón a #Avilés #ElCaminoXixón #CaminodeSantiago Click Para Twittear

Esta vez el objetivo fue unir las ciudades de Gijón y Avilés a través del Camino de Santiago, ambas separadas por una única pero interesante etapa.

Interesante por descubrir Avilés, la gran desconocida en un camino ya reconocido como patrimonio de la humanidad. Interesante también, por partir andando desde el histórico barrio de Cimavilla hasta el albergue de peregrinos de Avilés, cruce natural de peregrinos de épocas presentes y pretéritas.

prado verde que muestra el cerro de santa catalina en GijónCerro de Santa Catalina en el barrio de Cimavilla

Dos ciudades unidas por su pasado industrial, y solidarias al mismo tiempo con el peregrino que cada vez se prodiga más y más por estas tierras. Y buenas razones no les faltan para ello.

paisaje de Galicia con fábricas en el fondoPaisaje industrial a la salida de Gijón por el Camino del Norte

Primera toma de contacto con Gijón

Un soplo de brisa más fuerte nos sacó súbitamente del hipnótico paisaje costero.

Noemí nos esperaba desde hacía apenas un par de minutos en La Cuadra de Antón, un restaurante de comida tradicional asturiana. Nada mejor para comenzar a zambullirte en la indómita Asturias.

En Gijón todo lo que merece la pena se encuentra muy cerca entre sí.  Y este local nos acogió para una velada sobrada de sabor embebido en platos genuinos.

Probamos más de ocho exquisiteces que nos bastó para reconocer la habilidad con que Noelia de Prada ejecutaba su cocina de siempre, su cocina de recuerdos.

No puedo dejar de rememorar las fabes y bonito en escabeche con pico de gallo para romper el bullicio inicial, y el postre compuesto de un semifrío de Afuega’l pitu con arándanos y helado de vainilla.

No dio para más esa noche. En las antiguas cuadras saboreamos conversaciones y mimadas elaboraciones hasta bien entrada la noche. Una larga despedida del día que culminó en un hostel muy apto para peregrinos con inquietudes viajeras, Balenax Pensión.

En busca de las huellas de antiguos peregrinos

Nos despertamos en la habitación Berlín a razón por la profusión de fotografías y murales que reproducían pedacitos de la vieja cultura berlinesa. Un frugal desayuno comunitario y directos al puerto deportivo en la parte oeste de la ciudad.

foto del puerto deportivo de gijon

Puerto deportivo de Gijón

Nos propusieron conocer las vistas que desde el mar tuvieron aquellos primeros peregrinos procedentes de Europa, y que eligieron el puerto de Gijón para iniciar su peregrinación a pie.

El Mar Cantábrico se comportaba como un espejo bajo un cielo ligeramente encapotado. Nuestro catamarán rompía con nobleza la superficie tersa del mar, imagino muy al contrario que los antiguos galeones donde peregrinos y marineros deambulaban en un caos inimaginable al capricho de los vaivenes del Cantábrico.

fotografía del mar en la costa

Aquel día sobre nuestra moderna embarcación reinaba la armonía y el disparar de los obturadores se sucedía sobre el plató inmenso que conformaba la costa gijonesa.

Entrever las sensaciones de los peregrinos de antaño al atisbar la costa asturiana, fue un ejercicio mucho más sencillo desde el mismo centro de la bahía de San Lorenzo.

Se cerraba su aventura marinera pero se iniciaba otra aún mucho más aciaga si cabe por los rutas hacia Compostela.

Sustituir la sal por el polvo del camino, dejar de depender de vientos favorables para pasar a depender única y exclusivamente del movimiento de tus pies.

foto de playa de san lorenzo

Dos hospitales de peregrinos

Uno nuevo, otro viejo, ambos con distintas historias y un prometedor futuro.

Fue pisar tierra de nuevo y dirigir nuestros pasos al futuro albergue de peregrinos de Gijón, la Casa Paquet. Se trata de un edificio privilegiado por su posición elevada sobre el puerto deportivo.

Casa Paquet de Gijón fotografía de la fachada

Casa Paquet de Gijón

Este nuevo faro para los peregrinos del Camino del Norte está aún por restaurar, aunque dados sus mimbres arquitectónicos y los planos de reformas que tuvimos la primicia de cotejar, el resultado para la primavera que viene puede ser espectacular.

Como espectacular fue también su visita antes del lavado de cara.

Baños modernistas con suelos hidráulicos casi intactos, estancias de techos elevadísimos, paredes acolchadas por telas de simetrías imposibles y suelos de nobles maderas que alertaban de nuestro paso con cada crujido.

Especialmente sugerente encontramos el bajo cubierta de este palacio urbano donde se ubicarán la mayoría de las camas para los peregrinos. Estamos ya deseando volver en primavera para disfrutar lo que promete ser un monumento al Camino de Santiago.

foto de noelia en una escaleraEscaleras del futuro albergue municipal de Gijón

En cambio, el hospital de peregrinos medieval es ahora una afamada casa de comidas donde cada bocado supone un pedacito de historia. También tuvimos la oportunidad de aceptar su hospitalidad y mimo por la tradición en deliciosos platos para no olvidar.

Asturias y el #CaminodeSantiago, dos sendas inseparables #TheWay #Travel #WTSBlog Click Para Twittear

Mira que hemos estado en hospitales de peregrinos a lo largo de miles de kilómetros andados de ruta jacobea, pero como en aquel lugar, creo y mi memoria al menos sigue fresca en esto del camino, no hemos cenado nunca.

El peregrino acepta, nunca exige, agradece lo que de buena fe se le ofrece en el camino. Así que sólo nos queda decir: ¡muchas gracias Casa Zabala!

Más que un tentempié entre aguas

Y entre el moderno albergue y el milenario hospital no puedo olvidarme de una degustación escandalosa que realizamos en el restaurante Auga. Ahora hablamos de futuro, de vanguardia, sentimiento y dedicación a la cocina con mayúsculas.

Rodeados de agua, no imagino mejor lugar para un ágape rico en experiencias culinarias, tuvimos el privilegio de saborear su menú degustación de temporada con seis estupendas catas.

postre delicioso

No podemos resistirnos a no nombrar al menos un par de ellas, por su sabor, textura y la memoria gustativa que nos dejó como un poso indeleble hasta la misma hora de escribir estas líneas:

Sardina ahumada, puré de apionabo, huevas y tomate, tomamos como plato de pescado, y como el “clásico” de carne, lechazo xaldo, soja y morro de ternera. De regalo os dejo con el postre, sopa de queso de cabra con avellanas y miel.

Y lo mejor, es que saben más bueno que lo que dicen estas letras.

Seguimos aprendiendo de Gijón

No es hábito del peregrino extenderse en exquisiteces por más de un día en el mismo lugar, pero permítenos esta pequeña indulgencia por ser Gijón un buen anfitrión.

Aún tuvimos la oportunidad de disfrutar de dos interesantes experiencias. La primera de ellas, una visita a las termas romanas de Campo Valdés, próximas a la playa de San Lorenzo y a la iglesia de San Pedro.

Iglesia de San Pedro en Gijón

Iglesia de San Pedro en Gijón

Escuchar por boca de expertos sobre el origen de Gijón amplió nuestra visión acerca de esta ciudad. Nos dio la perspectiva necesaria para entender el crisol cultural que ha venido siendo Gijón desde su etapa romana.

Crisol al que peregrinos venidos por tierra y mar, procedentes de toda Europa, contribuyeron a dar la forma y el barniz que distingue al Gijón moderno.

Árbol de la sidra de Gijón

Árbol de la sidra de Gijón

Tuvimos también la suerte de disfrutar de otra experiencia del Gijón que cuida su memoria industrial más artesana.

Álvaro y sus máquinas de antaño,  puestas a punto con mimo hoy en día, cuidan y se afanan en transmitir las técnicas de estampación artística.

Disfrutamos de un breve pero intenso taller de tipografía en Litografía Viña. Imagino la dureza, sensibilidad y paciencia que en su día tuvo que ser la estampación de un libro entero. Quien tenía un libro en verdad tenía un auténtico tesoro.

Plancha con lugares del mundo que hicimos en Litografía Viña

Plancha con lugares del mundo que hicimos en Litografía Viña

Una calzada romana como Camino de Santiago

Al día siguiente nos costó madrugar tras la cena y posterior tertulia de café en las animadas terrazas de la Plaza de San Miguel.

Hoy comenzamos a caminar sobre las huellas del reciente pasado industrial de Gijón. Esta ciudad no se puede entender sin aprender de sus factorías industriales que abastecieron y abastecen a media Europa.

Precisamente el barrio de la Calzada debe su nombre a la vía romana que cruzaba la ciudad de este a oeste, tal y como se mueve el Camino de Santiago del Norte.

Romanos antes, romeros del medievo después, y actualmente peregrinos viajando hacia Santiago, siguen marcando sus pasos por el barrio que puebla lo que no hace mucho tiempo fue una considerable red de industrias.

foto de una callejuela en la que ves tomates y hortalizas

Y precisamente para entender la transformación que aquí hubo del Camino de Santiago, nos acercamos al Ateneo de la Calzada.

Allí con todo lujo de detalles, comprendimos de la mano de sus responsables, el cuándo, cómo y porqué de la evolución viva del tejido industrial gijonés.

Comprendimos que la memoria fresca de lo que allí aconteció, permanece viva en los trabajadores de aquellas factorías. Memorias que el equipo del ateneo recogió sobre un mapa multicolor con el fin de ubicar todas y cada una de las empresas que en su día vertebraron la vida en Gijón.

Saliendo de Gijón en busca de Avilés

Abandonamos el Barrio de la Calzada y tomamos la altura suficiente para visionar la ciudad de Gijón.

El día se mostraba claro y el perfil de la ciudad se divisaba sin filtros. Edificios y torres se mezclaban con el azul de mar y el verde de los prados y bosques.

Nuestra percepción del paisaje esta vez fue muy diferente desde el último camino. No hay nada como conocer la historia de un lugar, para mirar con otros ojos el camino que vas dejando atrás.

Sin embargo, poco a poco nos adentramos en largas sendas entre praderías y bosques. Sombras para aliviar el calor de un temprano verano que desde junio se nos echaba encima.

foto de peregrina caminando por un sendero verde

Merece la pena este tramo entre urbes, vuelves al sosiego natural mientras recuerdas las experiencias vividas en Gijón, y a la vez sientes la punzante excitación por conocer el casco viejo de Avilés.

El mar en el horizonte siempre a tu derecha mientras buscas el ocaso del sol. Empiezas a cruzarte con los peregrinos más rezagados.

foto del mar cantábrico

Vistas del Cantábrico desde el Camino hacia Avilés

Te sientes de nuevo en el camino, en el otro camino más agreste, verde y edulcorado al natural.

Pero recuerda peregrino, todo es camino hasta llegar a Santiago, afortunadamente.

foto de peregrinos descansando

foto del camino de santiago

peregrina caminando por el bosque

foto de playa de san lorenzo

Queremos agradecer a Turismo de Gijón y a nuestros compañeros de aventura. Sin ellos no habría sido tan especial #ElCaminoXixón:

José Avistu, Patri La Cosmopolilla, Irene de Mundo Turístico, Alicia de Objetivo Viajar, Vero de Sin mapa, Irene de Tragaviajes  y Sabela de Viajando. Imágenes y sensaciones.

el equipo del camino posando en escultura con el nombre de Gijón

Fotografía de Woman To Santiago

1 Comment

  1. Irene dice:

    Ayyyy! me encantó 😉 cómo lo contáis, los detalles que os llamaron la atención y las fotos, que parecen tomadas en otro viaje del que yo hice!!!

    genial experiencia y todo un placer hacerla con expertos del terreno!!! sois muy cracks 😉

    abrazo!!!

    Irene

  2. Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario






¿NECESITAS AYUDA PARA
HACER EL CAMINO?

Nombre

Correo electrónico

Mensaje

SUBSCRÍBETE AL BLOG

En Woman To Santiago queremos conocerte mejor, para darte el mejor contenido del Camino de Santiago.
Gracias por formar parte de nuestra comunidad.

 
EXPERIENCIAS EN EL CAMINO | TIENDA
EXPERIENCIAS EN EL CAMINO | TIENDA
TALLER DEL CAMINO | TIENDA
TALLER DEL CAMINO | TIENDA
 
MIEMBROS DE…
GALICIA TB
MADRID TB
 
  • Tardes mgicas de otoo en el parque natural de Lahellip
  • No hay da gris en el Camino! Siempre tienes elhellip
  • No hay lindes en este Camino del Norte slo arenahellip
  • Trazando la frontera entre tierra y mar con el horizontehellip
  • Sentada justo antes de la Plaza de Santiago en Pasajeshellip
  • Un alto en el Camino sobre uno de los mltipleshellip
  • No es la primera vez que cruzaba el puente lashellip
  • Caminar por desfiladeros y culminar en miradores con vistas impagableshellip
  • Si queris disfrutar de una ruta de peregrinacin fascinante nohellip
  • Y llegados a Santander comienzas a ver las flechas amarillashellip
  • Vistas nicas y muy motivadoras que dieron por finalizado nuestrohellip
 
SENTIDOS
CAMINOS