womantosantiago
Somos tu agencia de viajes en el Camino de Santiago.
DOS BLOGGERS CREANDO RUTAS PARA VIAJAR SIN PLANES FIJOS NI INTENCIÓN DE LLEGAR.

Frases del Camino de Santiago

TÍTULO

¿Se podría reducir todo un fenómeno histórico como es el Camino de Santiago a una sola frase?

Peregrino al pie de la escalinata que da acceso a la catedral de Burgos
Peregrino al pie de la escalinata que da acceso a la catedral de Burgos

Tal ejercicio de reducción se me antoja complicado, por no decir utópico. Sería muy sencillo rendirse ante la rica experiencia del Camino de Santiago de la que disfrutamos hoy en día muchos de nosotros. 

Por lo tanto, me centraré en un exclusivo club de frases sobre nuestro viejo conocido Camino de Santiago, en definitiva, citas, chascarrillos, dichos o refranes que de alguna manera se han convertido en parte de esta aventura.

Quizá alguno piense que me voy a poner a desgranar El Peregrino de Compostela, la conocida novela escrita por Paulo Coelho, para construir un amplio glosario de frases forjadas para la épica espiritual.

Nada más lejos de mi intención que inundarte con recetas para alimentar tu espíritu viajero, o de superación personal; esas que valen tanto para un roto como para un descosido, que diría mi el refranero popular.

Voy a empezar mi ilustre lista de frases del Camino de Santiago por el comienzo, y nunca mejor escrito:

El camino comienza en la puerta de tu casa.

Así se iniciaba la ruta en los albores del primitivo Camino de Santiago; Ya que en la Edad Media el peregrino partía desde su casa andando, pero sobre todo tenía que retornar de la misma manera, si sobrevivía, claro, con algo de suerte.

foto de frases del camino de santiago
Placa conmemorativa a los pies de la catedral de Oviedo

Existe una variante –muy de mi gusto– que propongo a menudo para animar a los iniciados a realizar su propio camino:

El camino comienza en el mismo instante en que decides hacerlo.

Frases históricas del Camino

Probablemente, la cita histórica más célebre del Camino de Santiago fue la atribuida a Johann Wolfgang von Goethe (1749 – 1832):

Europa nació de la peregrinación.

Quizá te suene más esta otra variante apócrifa, muy extendida también entre peregrinos:

Europa se hizo peregrinando a Compostela.

Esta última se puede traducir como el embrión de la convivencia entre todos los europeos.

Otro gran pensador europeo que, además, es considerado como un gran andarín fue Friedrich Wilhelm Nietzsche (1844 – 1900):

Solo tienen valor los pensamientos que nos vienen mientras andamos.

El arte de andar nada tiene que ver con su parte de paseo o deporte; la soledad sobre ciertos parajes del Camino de Santiago es condición para imaginar y crear. Kant o Rousseau sabían muy bien compaginar sus paseos con sus creaciones.

Por eso siempre insistiré: saltarse esas etapas del Camino Francés por la Tierra de Campos de Castilla es un monumental error.

Por muy monótono que me parezca el paisaje, por escasas que sean sombras que apenas cubren el sol estival, o por muy largos que me parezcan los tramos entre poblaciones, siempre encontraré eco en las palabras de Nietzsche.

Inscripción sobre la losa central de la Plaza del Obradoiro de Santiago
Inscripción sobre la losa central de la Plaza del Obradoiro de Santiago

Otro clásico y gran defensor del caminar fue Hipócrates de Cos (460 a.C – 370 a.C); comenzó a estudiar medicina cuando aún no se había inventado esta ciencia:

Caminar es la mejor medicina para el hombre.

Una de mis lecturas preferidas en mi época como estudiante fue sin duda La Celestina de Fernando de Rojas. Precisamente este personaje, que da título a esta tragicomedia, cita al Camino no menos de un par de veces:

Pan y vino anda camino, que no modo garrido.

Los peregrinos tienen muchas posadas y pocas amistades.

Te aconsejo que no te quedes solo en estas dos citas y leas esta “tragedia” en su totalidad, pues trae al menos tantas buenas enseñanzas que el mismísimo Camino de Santiago. ¡Casi nada!

Cesar Borgia con una de las frases del Camino de Santiago
Placa de César Borgia sobre el Camino Francés

Frases para peregrinos

Comienzo con una de mis frases favoritas del Camino de Santiago; nunca fue más necesaria ni estuvo más vigente que hoy en día:

El peregrino acepta, no exige.

También la podemos encontrar escrita como:

El peregrino agradece, el turista exige.

El turista exige lujos, el peregrino agradece la hospitalidad.

La cita siguiente es de las que más uso en mis crónicas, sobre todo cuando intento transmitir la incontable riqueza del Camino de Santiago:

Cada camino pertenece a cada peregrino, y por ello el Camino es muy diferente para cada peregrino

También están las frases que ahondan en el destino o la meta del Camino de Santiago:

El Camino de Santiago es un camino hacia el interior de uno mismo.

Llegar a Compostela no es el final, sino el término de una jornada que da comienzo a otro Camino.

Muchos comienzan como turistas y acaban como peregrinos.

Tramo del Camino Francés entre viñedos de La Rioja
Tramo del Camino Francés entre viñedos de La Rioja

Pero seguramente los que más se agarran al alma peregrina, con los que más disfruto en las animadas tertulias de albergue, son los que yo entiendo como chascarrillos peregrinos:

El hábito no hace al monje ni tampoco al peregrino.

La dureza del Camino es directamente proporcional a las ampollas de los pies.

Zurrón de peregrino, muchas veces vacío.

Camino de Santiago: tanto anda el cojo como el sano.

El buen vino resucita al peregrino.

De nada sirve ver las señales si no sabes leerlas.

Entre los numerosos libros de viajes y peregrinación que nacieron de la España del Renacimiento, existe uno poco o nada conocido, que, sin embargo, goza de una originalidad y actualidad muy especial. Se trata de la obra de Bartholomé de Villalba y Estaña: El pelegrino curioso y grandezas de España. Dentro de él hay un párrafo que me gustaría compartir en esta entrada:

Escucharemos como mudos, notaremos como discretos, escribiremos como sabios, atalayaremos como espías. Preguntaremos como necios, entrarnos hemos en las iglesias como forasteros, que no saben los asientos de nadie. Recogeremos como mendigos lo que viéremos; de los unos reiremos, de los otros nos advertiremos y de los otros aprenderemos. Veremos usos, notaremos costumbres, escucharemos patrañas de los caminos.

Cartel de bienvenida a tapear por las calles de Logroño
Cartel de bienvenida a tapear por las calles de Logroño

El refranero jacobeo

Un milenio de historia da para ensalzar y maldecir mil veces aplicando solo chascarrillos del Camino de Santiago, según te fuera la fiesta en cada instante de la cosa esta de peregrinar.

Bendición del peregrino en el Camino Francés
Bendición del peregrino en el Camino Francés

Hablo de la sabiduría popular inherente al viajero, palabras que transmitieron una forma de entender esta popular ruta, y, por tanto, la vida misma.

Algunas son aplicables al Camino, pero también a otras muchas facetas de la vida, porque… qué es el Camino sino una alegoría de la propia vida.

El Camino es como la vida, te enseña muchas cosas, pero de forma concentrada

Empezamos con un dicho que nos recuerda lo fatigoso que resulta a veces hacer el Camino. Empresa para la que hay que contar con unos recursos y conocimientos mínimos. No son muchos, porque no lo olvides, el peregrino debería viajar ligero de equipaje, por su esencia misma pero también y sobre todo por su salud.

Con pan y vino se anda el camino

A veces nos entregamos sin pensar a la aventura del Camino, enardecidos tras haber visto la película The Way o quizá tras una lectura en diagonal de Coelho. Y claro, luego nos pasa lo que no esperamos más alguna sorpresita extra.

Existen también otros sinónimos igual de ocurrentes:

Suelas y vino andan camino

Con pan, vino y queso, no hay camino tieso

Camino de Roma, ni mula coja ni bolsa rota

Mojón de piedra labrada del Camino Francés

Esta frase, que os dejo a continuación, es muy apropiada para lograr el equilibrio entre esfuerzo y tiempo, dos elementos inherentes a todo peregrino.

A Camino largo, paso corto

Aunque también tiene esta versión tan interesante:

Paso a paso se va lejos

Un refrán que delata al Camino

Si tuviera que someterme ante una frase para definir la esencia del Camino de Santiago, probablemente elegiría esta que os señalo a continuación:

Desdichas y caminos hacen amigos 

Porque el Camino de Santiago es agradecido no solo en compañeros de viaje, sino también en situaciones difíciles que ponen a prueba tu paciencia, pero sobre todo la mutua tolerancia, tan importante y necesaria en época de polarización.

Podemos escribir, junto a Cervantes, que “ningún viaje es malo cuando toca a su fin, excepto que lleve a la horca”, pues todo viaje es instructivo, una forma de adquirir conocimientos, en definitiva, de crecimiento personal.

El Camino de Santiago es una vía de tomar distancia de la rutina diaria, de lo vulgar, de lo corriente, y caminar en pos de lo diferente, lo desconocido, y aquí, en este punto, es donde surge el peregrino, un viajero en busca de su atemporal aventura.

¡Ultreia et suseia!

Peregrinos vadeando una corredoira del Camino Portugués
Peregrinos vadeando una corredoira del Camino Portugués

¡Buen Camino!

2 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

TÍTULO

Ruta por el Camino de Santiago en 3 días desde Sarria

Consejos para elegir calzado en el Camino de Santiago

SIDEBAR

INSTAGRAM

3 weeks ago
  • 94
  • 8
3 weeks ago
  • 97
  • 0
2 months ago
  • 62
  • 2
SIDEBAR

SENTIDOS

SIDEBAR

CAMINOS

SIDEBAR

ARCHIVOS

Archivos
SIDEBAR

LOS MÁS VISTOS

¿Quieres hacer el Camino de Santiago sola? Redescúbrete a ti misma

¿Cuánto se tarda en hacer el Camino de Santiago?

Etapas del Camino de Santiago Portugués por la Costa desde Oporto

SIDEBAR

SOMOS MIEMBROS DE:

SIDEBAR

NUESTROS PODCASTS EN EL SONIDO DEL CAMINO: